Si borras accidentalmente un archivo que todavía está abierto por alguna aplicación, puedes hacer lo siguiente:

Las columnas importantes son la segunda (pid del proceso que tiene abierto el archivo) y la cuarta (file descriptor).
Si echamos un vistzo a /proc/$PID/fd/$FILEDESCRIPTOR vemos esto:

Ahí lo tenemos. Ahora sólo tenemos que copiarlo:

Recuperar archivos con lsof
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.