Supongo que todos conoceréis este genial invento: Raspberry Pi

La tengo desde mediados de agosto de 2012, y la verdad es que bastante contento con ella. La compré en Farnell por unos 40 euros gastos de envío inluídos. También me agencié esta caja por 13 euros.

black-black-raspberry-pi-case-2-800x800

Aunque si os soy sincero, me ha dado muchos quebraderos de cabeza.

La idea era usarla como reproductor multimedia. Probé varias distribuciones: OpenELEC, Raspbmc y  XBian. Con todas el mismo problema. Cada dos por tres se corrompía la tarjeta de memoria y no arrancaba. Probé también con varias tarjetas, que fueran compatibles ofialmente con la Raspberry, pero nada, igual.

Al cabo del tiempo me di cuenta que el transformador microusb que estaba utilizando (el de un viejo Nokia) hacía un poco de ruido. Con las fluctuaciones del ruido, veía como los leds de la Raspberry también fluctuaban… uuuhh qué mal rollo! Cambié el transformador por otro, y por ahora (cruzo los dedos) no me ha vuelto a fallar. Al final me quedé con Raspbmc, no por nada, sino porque era la que tenía instalada en ese momento. La verdad es que las otras dos distros iban bien también, suponiendo que el problema que tenía era sólo el transformador. Decir también que la tengo permanente conectada (sólo gasta unos ridículos 3w en reposo o reproduciendo video!!!), así que quizás no me ha cascado todavía por eso…

En fin, ahí os dejo mi experiencia con este cacharrito.

Mi experiencia con Raspberry Pi
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.